English   Español   Français


If you wish to receive regularly the news from the Jesuit Curia, send an email with the subject "Subscribe"


Newslink


  • Versione Italiana
  • Archive of newsletters before March 2009
  • Headlines from the Social Apostolate


  • Jesuit news online


  • Jesuits in Africa
  • Jesuits in Canada and USA
  • Noticias de la CPAL-SJ
  • Jesuits in Europe
  • Jesuits in Asia Pacific
  • Jesuits in South Asia


    Dispatches from JRS

    a twice monthly news bulletin from the JRS International Office |More»


    In All Things

    the editorial blog from America magazine | More »


    Thinking Faith

    the online journal of the British province | More »


    Eureka Street

    public affairs, international relations, the arts and theology; from Australia | More »


    Ecology amd Jesuits in Communication

    Seeks to sustain a greater awareness of Jesuit people in ecology and advocacy efforts
    | More »


  • PDF

    Vol. XVIII, No. 1 10 enero 2014

    PADRE GENERAL

     

    Tras el encuentro de los jesuitas de roma con el Papa Francisco, el 3 de enero 2014, hemos presentado al P. General algunas cuestiones. He aquí sus respuestas.

     

    El 3 de enero tuvo lugar en la Iglesia del Gesù una Misa de acción de gracias por la canonización de Pedro Fabro, uno de los primeros compañeros de Ignacio y co-fundador de la Compañía de Jesús. ¿Quiere esto decir que la Compañía va a seguir promoviendo canonizaciones de jesuitas para aumentar la ya larga lista de sus Santos?

     

    La pregunta parece desconocer que prácticamente en todas las Órdenes Religiosas tenemos una o dos personas muy cualificadas para cuidar que se cumplan los requisitos necesarios para la canonización de quien, con su vida e inspiración, pueda contribuir a la vida de la Iglesia. Estos Religiosos, llamados "Postuladores", estudian y preparan el proceso, no solamente de otros Religiosos de la misma familia, sino a veces toman a su cargo también causas de laicos, o bien otros religiosos y eclesiásticos, según se les pida su colaboración. Naturalmente los Postuladores trabajan siguiendo principios o políticas de la Orden. Nosotros pensamos que el bien fundamental es el bien de la Iglesia y tomamos muy en serio la condición de que haya devoción popular hacia el que consideremos candidato a la canonización. Si hay "devoción popular", nosotros colaboramos en la preparación para que sea seria y bien fundada. Por lo tanto, se puede decir que no pretendemos en absoluto acrecentar nuestras listas para aumentar nuestro prestigio; eso sería contrario al bien de la Iglesia y, por lo tanto, indigno de nuestra vocación.

     

    Usted escribió una breve carta a la Compañía después de la Misa del día de San Ignacio con impresiones sobre la presidencia y participación del Papa Francisco. ¿Qué subrayaría Usted de la participación del Papa en esta ocasión?

     

    Confieso que me gustó mucho una observación que hizo el Cardenal Vallini en la Sacristía antes de la Celebración de la Misa. Dijo que esta celebración estaba yendo por caminos de "simplificación extrema". El Papa Francisco entraba en la Iglesia como solemos hacer los sacerdotes de a pie; no llevaba consigo el Báculo, símbolo de autoridad y de ministerio pastoral, etc. Lo mismo sucedió el día de San Ignacio en julio. Mi interpretación es que entre jesuitas quería manifestar que la dirección la da San Ignacio, y él venía como "hermano entre hermanos" a escuchar la Palabra de Dios y dejarse guiar por ella. De hecho la mayoría de los asistentes jesuitas (346) se reconocieron en las palabras de la homilía y se sintieron interpelados por el Papa Francisco en lo íntimo de sus corazones.

     

    ¿Cuáles fueron para ustedes, jesuitas, los puntos centrales de la homilía?

     

    No puedo pretender hablar en nombre de todos los oyentes. Para mí son cuatro los puntos que ha tocado el Papa y que nos invitan a orar y profundizar. (1) Primero la necesidad de centrarse en Cristo, tan esencial a San Ignacio y que explica por qué llevamos el Nombre de Jesús. Centrarse en Jesús para tener sus sentimientos, su corazón, para vaciarse de sí mismo. (2) El Papa ha definido al jesuita como alguien "inquieto", difícil de contentar; más aún, alguien que nunca pensará que ya basta, que se ha hecho todo, que se ha terminado el pensamiento. El Papa definió a los jesuitas como personas del "pensamiento incompleto", "siempre abierto", de modo que solamente en la conciencia de lo incompleto podamos encontrar la paz. (3) El tercer punto es una extensión del segundo en términos de ser "hombres de grandes deseos", algo que toca profundamente tanto a San Ignacio como a San Pedro Fabro. De los grandes deseos va a depender la audacia, la valentía, la capacidad de tomar grandes riesgos por el bien de la gente y de la Iglesia. No siempre saldremos bien parados pero sin riesgo no hay vida, o, como dice el Papa, sin deseos no se va a ninguna parte. (4) El cuarto punto es ya un tema del Papa Francisco, pero toma relieve en el contexto de esta Misa con nosotros. Se trata de la evangelización con dulzura, fraternidad y amor.

                Como se puede ver, estamos ante retos importantes en los que hay que armonizar tensión con paz interior, grandes deseos con un estilo fraterno y dulce al presentar el Evangelio. El jesuita según el Papa Francisco, es un hombre en tensión, consciente de ser incompleto de cara a Jesús y a Dios y, por lo tanto, ansiando "algo más", pero esta tensión es interior y le hace siempre "peregrino de más", un hombre de deseos difícil de contentar. Y al mismo tiempo le hace consciente de sus lagunas interiores, de su imperfección y su pecado, de no poder considerarse jamás mejor que nadie, y, por lo tanto, nunca se ve a sí mismo como el amante perfecto y exigente, sino como siendo amado y perdonado "con el otro".

     

    ¿Nos puede decir algo sobre cómo puede influir todo esto en la celebración del segundo Centenario de la restauración de la Compañía?

     

    Puedo decir con toda verdad que éste es el estilo de la celebración. Queremos que sea un año de estudio y de reflexión. Todas las crisis de la historia encierran una sabiduría oculta que hace falta desentrañar. Para nosotros, jesuitas, esta es la conmemoración de nuestra más grande crisis. Es, por lo tanto, importante que por encima o por debajo de los acontecimientos sepamos aprender, descubrir lo bueno y lo malo de nuestro proceder, para reavivar esos grandes deseos de que hablaba el Papa y continuar el trabajo de Evangelización afinando nuestra fraternidad y profundizando el amor.

     


    DE LA CURIA

     

    Con el Papa Francisco en honor de Pedro Fabro. «El centro de la Compañía de Jesús es Cristo y su Iglesia». «Los jesuitas queremos ser condecorados con el nombre de Jesús, militando bajo el estandarte de su Cruz y ello quiere decir tener los mismos sentimientos de Cristo. Significa pensar como Él; amar como Él; ver como Él; caminar como Él. Significa hacer lo que Él ha hecho y con sus mismos sentimientos, con los sentimientos de su Corazón». Son palabras del Papa Francisco en su homilía de 3 enero en la iglesia del Gesù de Roma, donde fue para celebrar la misa en el día de la fiesta litúrgica del Santo Nombre de Jesús, fiesta titular de la Compañía de Jesús. Una celebración que fue también en acción de gracias por la inscripción en el libro de los santos de Pedro Fabro, sacerdote de la Compañía de Jesús y primer compañero de San Ignacio de Loyola, el pasado 17 de diciembre. Concelebraron con el Papa 350 compañeros jesuitas presentes en Roma. Esta es la tercera vez que Francisco visita esta iglesia querida por San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, en el corazón de Roma. En la histórica iglesia romana tan ligada a la vida de su fundador, Francisco, primer Papa jesuita, celebró la fiesta litúrgica de San Ignacio de Loyola, con los jesuitas, de forma privada, el pasado 31 de julio. Así como también, se detuvo en ella en el marco de su visita también de forma privada al Centro Astalli de Roma, que es la sede italiana del Servicio Jesuita para los Refugiados, el pasado 10 de septiembre.

     


    NOMBRAMIENTOS

     

    El Padre General ha nombrado:

     

    - Al Padre Rudolf Uher Provincial de la Provincia de Eslovaquia (SVK). El Padre Uher, hasta ahora vice-rector del Colegio San Salvador en Bratislava, nació en 1968, fue admitido en la Compañía de Jesús en 1990 y ordenado sacerdote en 1995.

     

    - Al Padre José Frazão Correia Provincial de la Provincia de Portugal (POR). El Padre Frazão Correia, hasta ahora rector de la Comunidade Pedro Arrupe de Braga, nació en 1970, fue admitido en la Compañía de Jesús en 1995 y ordenado sacerdote en 2004.

     

    - Al Padre Osvaldo Chirveches Provincial de la Provincia de Bolivia (BOL). El Padre Chirveches, hasta ahora Superior y Maestro de los Novicios a Oruro, nació en 1971, fue admitido en la Compañía de Jesús en 1990 y ordenado sacerdote en 2000.

     


    DE LAS PROVINCIAS

     

    SIRIA: Trabajando por la paz

    En Homs, a pesar de una guerra que ensangrienta Siria desde hace años, los jesuitas siguen trabajando por la paz, el diálogo y la solidaridad. De ello ha hablado en Radio Vaticana el P. Ghassan Sahoui, director del Centro Educativo de Nouza. "Los jesuitas trabajamos, junto con las religiosas y casi 100 colaboradores, en un Centro educativo de ayuda humanitaria. Tenemos cerca de 700 niños y adolescentes de entre 6 y 14 años y un centro para minusválidos. Acogemos a cualquiera, sin distinciones de religión. Hay cristianos, musulmanes, sunitas y alawitas. Vivimos y experimentamos de veras lo que es solidaridad. No queremos más guerra: el empeño de todos es intentar vivir y ayudarnos de verdad, aun en medio de la guerra y el dolor. Sentimos un poco la alegría de vivir juntos, de combatir juntos contra la enemistad y el odio, que desgraciadamente crecen en Siria cada vez más y entre todos los grupos. Este Centro es un ejemplo de lo que es hacer de "puente": trabajamos juntos por el hombre, por los niños, por las familias. En nuestro Centro todos se encuentran: hace de verdadero puente entre sunitas y alawitas. Nosotros, los cristianos, como por lo demás todos los hombres de buena voluntad, no buscamos sino la paz. En este lugar intentamos dejar de lado el discurso político, las argumentaciones políticas, en el intento de vivir y de ayudar a la gente sobre el terreno, de modo concreto. Basta de armas, basta de sangre. Así no se puede vivir. Continuamente muertos, continuamente víctimas: ¡basta, basta!"

     

    SUDAN DEL SUR: Situación de los jesuitas en el país

    El P. Agbonkhianmeghe E. Orobator, S.J., Provincial de África Oriental (AOR), escribe dando datos sobre la guerra en Sudán del Sur y sobre la situación de los jesuitas que trabajan en la zona. Ofrecemos algunos párrafos: "Según las noticias que he recibido, nuestros compañeros de Sudán del Sur están en buena situación y a salvo, si bien algunos, que habían ido a Nairobi, en Kenia, para asistir a la Asamblea de Provincia en diciembre de 2013, no han podido regresar. Sigamos rezando por Sudán del Sur y por nuestros compañeros que están en Juba, Rumbek y Wau. La conversaciones de paz, iniciadas hace poco en Addis Ababa (Etiopía) suponen un signo de esperanza, pero su existencia influye muy poco o nada en lo que sucede sobre el terreno". Tras hacer un listado de los jesuitas actualmente residentes en el país, el padre provincial continúa: "Ante la situación actual, he dado orden de que nuestros compañeros de AOR suspendan sus viajes a Sudán del Sur hasta que no recibamos noticias en contrario, es decir, hasta que no se clarifique la situación y no se restablezca la estabilidad en las áreas conflictivas. Nuestros compañeros que viven allí permanecerán en sus respectivas comunidades, continuando con los ministerios y apostolados que desarrollan, hasta cuando la situación lo permita; nos mantendrán regularmente informados sobre cómo progresa la situación. He pedido asimismo a nuestros compañeros de dentro del país, que preparen planes de emergencia previendo diversas eventualidades. Deberán hacer previsiones sobre: una provisión suficiente de comida, de agua y combustible; la oportuna seguridad personal y la seguridad de nuestros bienes; comunicación (teléfono e Internet); y evacuación, si llega el caso en que sea necesario hacerla. Hermanos, corren tiempos inciertos y difíciles en Sudán del Sur... Como Provincia vamos a hacer todo lo que podamos para seguir dando testimonio de amor, reconciliación, justicia y de la paz de Cristo resucitado a través de nuestra misión y nuestro servicio en Sudán del Sur; vamos a hacer todo lo que podamos para asegurar que se toman las medidas adecuadas que lleven seguridad y protección a la población inocente, especialmente mujeres y niños; que se preste suficiente atención humanitaria a refugiados y a desplazados internos; y que se ejerza presión sobre los responsables de las partes en conflicto para que hagan cesar las hostilidades y resuelvan sus diferencias por medio del diálogo y medios políticos pacíficos".

     

    VATICANO: Papa Francisco Personaje del Año

    El Papa Francisco es el "Personaje del Año" del 2013. Así lo proclamó la revista Time. El anuncio fue publicado en diciembre por la directora del semanario americano, Nancy Gibbs. El Papa Francisco es el tercer Pontífice a recibir este título por la revista Time. En 1962 el reconocimiento fue dado a Juan XXIII, en 1994 a Juan Pablo II. El director de la Oficina de Prensa vaticana, P. Federico Lombardi comentó: "El tema no asombra, dada la resonancia y la vastísima atención de la elección del Papa Francisco y del inicio del nuevo pontificado. Es un signo positivo que uno de los reconocimientos más prestigioso en el ámbito de la prensa internacional sea atribuido a quien anuncia en el mundo valores espirituales, religiosos y morales y habla eficazmente en favor de la paz y de una mayor justicia. Respecto al Papa, de su parte, no busca fama ni suceso, porque hace su servicio de anunciar el Evangelio y el amor de Dios por todos. Si esto atrae a mujeres y hombres y les da esperanza, el Papa está contento. Si esta elección de la revista americana significa que muchos comprendieron, al menos implícitamente, este mensaje, él ciertamente se alegrará".


    1814-2014 LA RESTAURACIÓN DE LA COMPAÑIA


     

    La Curia General, a través de la página del Archivum Romanum Societatis Iesu (ARSI), ha abierto una web especial para el 2014, que ofrece textos históricos de la época de la supresión y restauración de la Compañía. Aquí la dirección: http://www.sjweb.info/arsi/ARSI-1814/1814.cfm. Para visitar la web del ARSI: http://www.sjweb.info/arsi/

     

    MADAGASCAR: Encuentro del Bicentenario

    Como parte de la conmemoración del Bicentenario de la Restauración de la Compañía de Jesús, la Provincia de Madagascar ha organizado un encuentro el 17 y 18 octubre en el Colegio St. Michel de Amparibe-Antananarivo. El tema tratado: "La revisión de la historia de los jesuitas en Madagascar para dar un nuevo dinamismo a nuestra vida espiritual y nuestro espíritu misionero". Autoridades, colaboradores y amigos de los jesuitas se reunieron de todas las partes del país para participar. Después de las palabras de bienvenida del rector del colegio, P. Roger Marcel Randrianarimalala, S.J., el P. Provincial, Pierre André Ranaivoarson, S.J. explicó las razones que han llevado a este encuentro. Los invitados han tenido la oportunidad de visitar la muestra sobre la historia de la presencia de los jesuitas en Madagascar y de sus obras. Por la tarde se tuvieron dos conferencias. La primera, a cargo del P. Provincial, trató el tema de la Supresión de la Compañía en el mundo y en Francia. La segunda, el P. Cyrille Rasolo, S.J. sobre los jesuitas en Madagascar antes del martirio de Jacques Berthieu (1896). El segundo día, el P. Prospère Ratovomananarivo, S.J., rector de nuestro colegio de Fianarantsoa, habló de la presencia de los jesuitas en Madagascar antes del Concilio Vaticano II, es decir en el periodo comprendido entre 1896 y 1965. La segunda conferencia del día, a cargo del P. Fulgence Ratsimbazafy, S.J., rector del Escolasticado de Antananarivo, fue sobre la presencia de los jesuitas en Madagascar a la luz del Concilio Vaticano II. El encuentro concluyó con el himno del Bicentenario de la Restauración de la Compañía, compuesto por el P. Hilarion Rakotoarison, S.J. y cantado por el coro Canto Magis del Escolasticado de Tsaramasoandro.